El debate por la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo comenzó a exponer las grietas que hay en distintos bloques con un tema que está en boca de todos y sensibiliza a la sociedad. Miguel Pichetto y José Mayans protagonizaron un intenso intercambio de opiniones.

Por Luis Mendoza
lmendoza@cronica.com.ar

El debate por la legalización del aborto en el Senado comenzó este miércoles a exponer grietas en los distintos bloques y en el caso de los justicialistas de Argentina Federal, tuvo por protagonistas a Miguel Pichetto y José Mayans.

 

"En el sector público no podría haber ningún tipo de objeción de conciencia. Si usted trabaja en el sector público está obligada a cumplir la ley", cruzó el presidente del bloque justicialista a la médica ginecóloga María de los Ángeles Carmona, del Colegio de Médicos de la provincia de Buenos Aires.

La facultativa señaló, sobre la objeción de conciencia establecida en el proyecto sancionado por la Cámara de Diputados, que "los médicos no podemos trabajar bajo presión de cárcel".

El cruce se dio cuando Pichetto, abanderado de los senadores que están a favor del proyecto votado por Diputados, visiblemente molesto rechazó los argumentos de la médica, señalando que a su juicio, hay "dramatización" por parte de los profesionales de la salud en ese punto.

Pichetto (a favor del proyecto) fue acusado por Mayans (en contra) de "carear" a una expositora.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »