Algunos de los ocho nenes que fueron rescatados mostraron su enérgico apoyo a quienes todavía se encuentran dentro de la cavidad subterránea de Tailandia. Leé las increíbles historias.

Mientras ocho de los doce niños ya salieron de la cueva, los compañeros de los pequeños futbolistas mandaron ánimos a sus amigos y confían en que pronto podrán jugar todos juntos un partido de fútbol.

En un acto para la prensa organizado por los directivos de las escuelas a la cuales acuden los chicos, varios amigos de los pequeños manifestaron sus deseos de que todos salgan y puedan volver a su vida normal.

"Supongo que todo será como antes, con normalidad. Iremos a comer barbacoa y jugar al fútbol. Estoy contento de que ocho ya estén afuera, pero estoy seguro de que todos saldrán después", dijo Waranchit, de 13 años.

Waranchit recordó la mala experiencia que él vivió en el interior de la misma cueva. "Tardé al menos 30 minutos en salir. Pasé mucho miedo", dijo el joven.

Otro de los compañeros, también integrante del equipo de fútbol de los Jabalíes Salvajes, el mismo de los que se encuentran atrapados, dijo que no fue al entrenamiento del 23 de junio con sus compañeros "porque estuve viendo el Mundial".

Tirapat, de 13 años, expresó su "preocupación" por el estado de salud del entrenador, a quien calificó de una persona "amable y charlatana". Pansaa, de 16, le pidió a su amigo Night que se dé "prisa" para abandonar la cueva, ya que tienen "muchas cosas que hacer juntos. ¡Te necesitamos!".

La llegada el sábado pasado de un temporal de lluvias a la región decidió a las autoridades a lanzar la operación de rescate. Las precipitaciones pueden volver a inundar las galerías y anular el drenaje efectuado desde que fueron hallados con vida los niños y el entrenador. "Nadie tiene la culpa de este incidente, no hay que buscar culpables", opinó Keenet Pontsuwan, director de la escuela Mae Sai Prasitsart, donde estudian la mitad de los niños.

 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »