Descontento de movimientos sociales tras reunirse con Carolina Stanley, ya que la única oferta que le realizaron fue una suba escalonada de $500 en los planes sociales.

La esperada reunión de los referentes de distintos movimientos sociales con la ministra de Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley, no resultó satisfactoria para los dirigentes. El único ofrecimiento del gobierno de Mauricio Macri fue una suba escalonada de 500 pesos en los planes sociales.

 

Por el contrario, quedó totalmente desmentida la versión de que se evaluaba dar un bono de 3.000 pesos por única vez, a maneda de aguinaldo, a todos los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH). Ante la falta de una respuesta que los conformara, las organizaciones anunciaron que el jueves 12 de julio realizarán ollas populares y cortes frente a los supermercados de todo el país, para pedir comida.

"La situación se agravó en todos los merenderos y comederos. Le dijimos que tenemos necesidades urgentes y lo que nos ofrecieron es insuficiente", aseguró Juan Carlos Alderete, referente de la Corriente Clasista y Combativa (CCC), tras el encuentro. Por su parte, Daniel Menéndez, de Barrios de Pie, se quejó de que "nos ofrecen aspirina para una enfermedad terminal".

Luego, en un comunicado, los movimientos sociales consignaron que "a la crítica situación que viven millones de familias con el aumento del hambre y la pobreza, la ministra de Desarrollo Social no dio ningún tipo de respuesta: ni políticas para dar contención a los miles de niños y niñas que se acercan a los comedores y merenderos, ni aumento para el salario de miseria que reciben los y las trabajadores de la economía popular, ni respuestas a la acuciante emergencia económica y social".

"Con ochos millones de niños y niñas pobres es una falta de respeto que la ministra nos convoque sólo a tomar café", agregaron. A su vez, Marianela Navarro, del Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), refirió que "les planteamos un panorama y nos ofrecieron un aumento escalonado de 500 pesos en planes de empleo, no es serio".

Además de Alderete, Menéndez y Navarro, participaron de la reunión Dina Sánchez, del Frente Popular Darío Santillán, y Esteban Castro, de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP). Del lado del gobierno estuvieron Stanley y su viceministro, Carlos Pedrini, entre otros funcionarios. Asistió también el obispo de Merlo y Moreno, Fernando Maletti.

En concreto, el gobierno ofreció una recomposición de los planes -algo más de 400.000 en todo el país-, que el próximo mes pasarán a cobrar $5.000, la mitad del salario mínimo, vital y móvil. Terminaría en diciembre en $.6000, un 10% de aumento respecto del cronograma actual.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »