El letrado declaró que hubo un "plan criminal" por parte de Galarza, condenada a cadena perpetua, y se mostró conforme con la desestimación del alegato de violencia de género.

La Justicia consideró probado que Nahir Galarza, mató de dos disparos a su pareja  Fernando Pastorizzo en plena calle en Gualeguaychú, ratificó la relación sentimental y que la joven de 19 años tuvo la intención de dispararle.

El tribunal oral local presidido por el juez Mauricio Derudi dictó la prisión perpetua por el delito de homicidio agravado por el vínculo y el uso de arma de fuego tal como lo pidieron los fiscales del caso, Lisandro Beherán y Sergio Rondoni Caffa, y las querellas del caso con los abogados Rubén Virué y Juan Carlos Peragallo, que representan a Gustavo Pastorizzo y Silvia Mantegazza.

Los letrados José Ostolaza y Horacio Dargainz, abogados defensores de Nahir, aseguraron en sus alegatos que los disparos fueron accidentales y la joven era una víctima de violencia de género pero el Tribunal rechazó el planteo.

Virué habló y se mostró conforme con el fallo: "Estamos satisfechos con el contenido del fallo por la respuesta punitiva que ha resuelto el tribunal. Cuando conozcamos el día 24 de julio los fundamentos del fallo veremos si existe la posibilidad de recurrir a casación por la desestimación del agravante por alevosía".

La desestimación de la alevosía, explicó el letrado, se debió por una técnica procesal. Y aclaró que quedó demostrado "el plan criminal anterior al crimen, cuando exigió un cargador que no estaba en la casa de Fernando y luego le disparó a quemarropa con estado de indefensión".

"Quedó demostrado el vínculo y por eso la sentencia. Me enteré que se trata de una condena histórica por la edad de Nahir", agregó.

"No me sorprende en lo mas mínimo la desestimación del agravante de violencia de genero. Solo estaba avalado por Nahir, por una testigo denunciada por falso testimonio y la abuela de ella. No había más elementos", sentenció.

Con respecto a los elementos subjetivos y objetivos de la alevosía, se interpretó que no estaba correctamente descritos en la intimación y no correspondía ingresarlo a su tratamiento a los fines de la condena.

 

Los elementos objetivos nos indican que había estado de indefensión de la victima. Y los elementos subjetivos, que aprovechó y le provocó la muerte.

Por último, fue consultado respecto a si notó arrepentimiento de Nahir. "Para mi es una sorpresa, yo la vi exactamente igual al 1 de enero, nunca vi rasgos de arrepentimiento. Incluso, en su defensa dijo que se arrepentía de no sacarle el arma a Fernando, que es una mentira porque el arma nunca estuvo en su poder".
 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »