La anterior había sido Claudia Alejandra Sobrero, que con 21 años, dos más que Galarza, fue sentenciada por el homicidio del dibujante Lino Palacios, en un caso que conmovió al país en 1984.

Claudia Alejandra Sobrero ostentaba hasta este martes un récord para nada envidiable: ser la mujer más joven en ser condenada a prisión perpetua en el país. Tras asesinar al dibujante Lino Palacio y su esposa, en 1984 recibió la condena teniendo 21 años y salió en libertad tras cumplir igual cantidad de años en la cárcel de mujeres de Ezeiza.

Claudia Sobrero fue detenida en Tucumán.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »