Luego del desplante que el presidente de los Estados Unidos hizo al resto de los mandatarios en la cumbre del G7, Macron y Merkel lo acusaron de de "destruir la confianza" del bloque y actuar bajo "ataques de ira".

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y la canciller de Alemania, Ángela Merkel, acusaron al mandatario estadounidense, Donald Trump, de "destruir la confianza" y actuar bajo "ataques de ira" al retirar su apoyo al comunicado final de la cumbre del G7 y criticar a Canadá por su política comercial

.

La cooperación internacional "no puede ser dictada por ataques de ira", dijo este domingo Macron, en alusión a la crítica vía Twitter de Trump contra la declaración final de la cumbre del G7, cuya redacción había demandado un trabajoso compromiso de los representantes de cada país, incluido EE. UU.

"Seamos serios y dignos de nuestro pueblo. Nos comprometemos y nos atenemos a ellos", afirmó Macron en una declaración del Palacio del Eliseo emitida por la cadena británica BBC.

Merkel, siempre directa y dura, calificó de "deprimente" la actitud de Trump. "Habíamos estado hablando seriamente de temas claves, habíamos llegado a un acuerdo y luego la forma cómo el presidente retiró su apoyo, a través de un tuit, fue como una ducha fría e incluso deprimente", señaló en la Primera Cadena de la Televisión Alemana (ARD).

Merkel reiteró que Europa tiene que tomar su destino en sus manos, en ocasiones junto con Japón y Canadá, ante un presidente de EE.UU. que tiene una agenda clara.
 

Macron, Merkel y Trump, en el centro de la escena (AFP).

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »